LAS BELLOSTAS a RODELLAR - Aragón a pie por GR. 20-5-2018.




LAS BELLOSTAS a RODELLAR - Aragón a pie por GR. 20-5-2018.
=======================================

A las 6 h., en una buena mañana, salimos como estaba previsto hacia Las Bellostas. En los primeros asientos del bus se sitúan las personas que se marean, bolsa en mano. Nos esperan decenas de kilómetros con curvas  constantes desde que abandonamos la nacional hasta el punto de salida.
La pericia del conductor del bus consigue que no tengamos problemas en el recorrido, sorteando sin percance las cerradas y estrechas curvas, especialmente en los pasos de barrancos y en los últimos 11 km. desde el último desvío a las Bellostas.
8 h. llegamos a la localidad y 5 minutos después comenzamos la travesía.
El GR atraviesa el pequeño núcleo de casas para abandonarla por una senda bien marcada hacia el cauce del Balcés. Señales y marcas renovadas permiten que no haya confusión en el recorrido. Media hora más tarde estamos en la orilla.

El río baja con agua turbia y con más cantidad de lo normal por las lluvias de ayer.
Nos desviamos del GR momentáneamente para dirigirnos a uno de nuestros objetivos de la jornada: la ruta de los quejigos centenarios.

La senda, bien señalizada, nos acerca uno a uno a los enormes robles, que gozan todos ellos pese a su avanzada edad, más de 300 años, de una excelente salud. Numerados desde el primero al último, aconsejo no perderse ninguno de los 26 que componen la ruta.
Nosotros, por cuestión de horario, realizamos un pequeño atajo después del NUM. 5, giramos a la dcha. una vez hemos  atravesado un pinar perfectamente alineado (repoblado), pasando directamente al 12 y 13, posiblemente los mejores ejemplares. Terminamos nuestro recorrido en la pista que nos conduciría por la dcha a los pueblos abandonados de San Hipólito y Letosa. Aquí hay que realizar, cruzando la pista, un pequeño bucle para ver otros 4 ejemplares. Volviendo al inicio de la ruta, por la misma pista pero a la izda, veríamos los dos últimos. Son las 9,35 h, el horario nos encorre, dejamos estos 6  para otra ocasión, una buena excusa para volver.

Seguimos por la pista, dirección a  Las Bellostas, desviándonos a la dcha, a 1 km aproximadamente, hacia Bagüeste. El camino, con una pendiente suave, nos acerca a las eras del pueblo abandonado, en el punto donde se  converge con el GR-1. Avanzamos por entre las primeras casas en ruinas para continuar por la cara oeste, tramo que nos permite disfrutar de unas magníficas vistas de la sierra de Guara. En un minuto estamos en lo que imaginamos sería el centro de Bagüeste , debajo de la torre de la iglesia. 10,15 h. Unos minutos escasos para tirar unas cuantas fotos por los cuatro costados, la posición altiva de la colina donde se ubica permite divisar todos alrededores y el Pirineo.


Tenemos ganas de almorzar, pero Cru nos hace seguir, ya por el GR, dirección  Letosa, punto elegido para realizar la obligada parada.
Cruzamos al otro lado de la colina y seguimos la traza del GR hacia el sur, siempre en continuo descenso hasta el río  Mascún, que nace unos metros más arriba con la unión de los barrancos de San Lázaro y San Poliz.
Nada más cruzar el río, donde se bifurca el GR con la senda que indica Rodellar y el acceso al descenso del barranco (Mascún Superior) nos detenemos a almorzar, son las 10,50h
Veinticinco minutos, ni uno más, han sido suficientes para recuperar fuerzas. Dejamos el GR y seguimos por el sendero que transcurre por la orilla del río hacia las ruinas del molino de Letosa y Saltador de las Lañas. En el barranco de Vatitiello nos desviamos ascendiendo por su cauce hacia Otín. Seguimos los hitos y marcas hasta juntarnos de nuevo con el GR  en la pista de Letosa a Otín, trazado que seguiremos hasta la entrada del pueblo.

Después de una parada para rellenar botellas de agua en la fuente "del lugar", nos desviamos por el sendero que parte en la ermita La Virgen del Barranco y que bordea Otín por la cara este. Evitamos de esta manera ascender a lo más alto de la población, juntándonos con la senda de la Solana en el barranco del Vallon de la Lupera.

Hasta aquí y desde el almuerzo hemos ido cruzándonos grupos  de barranquistas que se dirigen al Mascún. La mayoría franceses, que vienen a disfrutar del entorno sin dejarse un duro.
Dos cajigos impresionantes, piezas también de museo, están dando sombra a un par de francesas a las que saludamos. Es la antesala del cajigar que nos encontramos a nuestra izda., con ejemplares más jóvenes, antes de llegar a La famosa "costera de Otín".
Impresionantes las vistas que disfrutamos desde la senda y del pequeño saliente que encontramos antes del descenso. La profundidad del barranco y sus formaciones rocosas, tanto en nuestra. orilla como al otro lado, nos hace soltar alguna exclamación de admiración.

Antes de iniciar la bajada, hemos de apartarnos para dejar pasar a tres caballos con sus jinetes, también franceses, que siguen hacia Otín. La senda con canchales de piedra suelta desciende rápido en continuas lazadas, situándonos en el cauce del río en treinta minutos. Antes ha sido inevitable realizar paradas para realizar varias fotos de las formaciones singulares llamadas “cuca Bellostas” y “la ciudadela”..
Bajando vamos observando en el horizonte cercano como se va ennegreciendo el cielo, cubriéndose de nubes que no tienen muy buena pinta. Se oyen los primeros truenos relativamente cerca y se van aproximando  con las primeras gotas.
Tenemos que pertrecharnos bien porque arrecia la lluvia y porque nos vamos adentrarnos a la zona de la tormenta.
Las piedras situadas en el cauce para cruzar el río no son suficientes para todos y Olga, Encarna capuzan, no hace frío y casi lo agradecen, eso dicen sonriendo. Los demás sí no es por el río nos mojamos por la lluvia.
El agua no nos impide disfrutar de este tramo del río, con la foz, la surgencia y el delfín.
Comenzamos la ascensión y salida del río por la orilla izda., unos escaladores enfrente concentran nuestra atención por unos momentos.

Varios zigzag nos elevan  a lo más alto de esta zona del barranco, bastante menos desnivel que en la "costera". Desde lo alto, junto al hito con la cruz, divisamos la iglesia de Rodellar. Estamos a pocos metros de la localidad.

Sigue lloviendo por intervalos más o menos intensos, cayéndonos el chaparrón más fuerte desde la entrada  al bus, aparcado a la entrada. Hasta cae un poco de granizo. Menos mal que avisamos para traer ropa y calzado de repuesto.
A las 14,30 h. estamos todos en el bus, mojados pero sanos y salvo.
En el trayecto al restaurante de Bierge aprovechamos algunos para cambiarnos, el resto lo hará al llegar antes de empezar a degustar las excelentes paellas que nos han preparado. La calidad y cantidad ha permitido repetir y repetir a quien ha querido.
A las 18 h. abandonamos el restaurante Hostería de Guara, antes foto de grupo en la explanada del  parking.
Jornada completa donde todos hemos disfrutado de un entorno natural único, sin incidentes, y con un excelente colofón.


Distancia total 16.97 Km Desn. de subida acumulado 623 m Desn. de bajada acumulado 989 m Altura máxima 1201.7 m Altura mínima 692.7 m Tiempo total 6:26:04 h. Tiempo en movimiento 5:28:40 h. Tiempo parado 0:57:24 h Velocidad media total 2.64 Km/h Velocidad media en movimiento 3.1 Km/h

ARAGÓN A PIE POR GR: De Las Bellostas a Rodellar


HORARIOS:

SALIDA del BUS hacía Las Bellostas: 6:00 h. Lugar de encuentro: Colegio Salesianos de Huesca

Comienzo marcha:   7,30 h.

Comida social en Rodellar: 14,30 h.

Regreso en Bus desde Rodellar: 16,30 h.

Llegada a Huesca (Salesianos): 17,15 h.
Horarios aproximados, dependerán del transcurso de la marcha y la meteorología.

PRECIOS SALIDA DESDE HUESCA:

FEDERADOS

Adultos................15 € + 12 € Bus

Menores.............. 10 € + 10 € Bus

NO FEDERADOS

Adultos...............18 € + 12 € Bus

Menores.............13 € + 10 € bus

Plazo de Inscripción hasta el 6 de mayo o hasta completar plazas (55)

COMO FORMALIZAR LA INSCRIPCIÓN

PASO 1
Cumplimentar el siguiente formulario:
INSCRIPCIÓN


PASO 2
Ingresar en la cuenta IBERCAJA:  ES83 2085 2067 0903 3070 6865

La inscripción no tendrá validez hasta que se haya comprobado el correspondiente ingreso.

Para dudas y consultas:


ITINERARIO:


PERFIL:


Próxima excursión familiar: Riglos



El próximo domingo 27 de mayo, dentro de las domingueras organizadas por el club, proponemos visitar los MALLOS DE RIGLOS, con una vuelta circular.

La dominguera tendrá características similares a las anteriores: excursión para poder realizar toda la familia, con tiempo para comer todos juntos, visitar los Mallos de Riglos y pasar un buen día en la montaña. Os animamos a venir con niños, hijos, nietos y/o sobrinos, los recorridos son siempre accesibles y por entornos cercanos.

En el supuesto de que saliera un día muy lluvioso y dado que se trata de rutas pensadas para realizar con niños, la marcha se aplazaría para otro fin de semana.
Nos encontraremos a las 10.30 en el entorno del refugio de RIGLOS, donde aparcaremos, situado a la entrada del pueblo. Desde aquí, comenzaremos la marcha hacia la cueva de la cima de los Mallos, Mirador, Circo de los Mallos y regreso de nuevo al pueblo. Llevaremos cuerdas para practicar rapel con los mas pequeños quequieran...

Como en anteriores ocasiones, comeremos en el monte y regresaremos sobre las 17.00 - 18.00 horas a Huesca. Llevar agua.

No es necesario realizar ninguna inscripción, basta con acudir al punto de encuentro. 

No obstante, solo de cara a tener una previsión, sería interesante que nos hicierais llegar vuestra intención de acudir, pudiendo ser a través del correo electrónico javieresdehuesca@gmail.com o del teléfono de nuestro guía Javier Cruchaga o de Antonio Rico.




Los menores que estén interesados en acudir sin la presencia de sus padres será preciso traigan la  autorización familiar:

https://drive.google.com/file/d/0B9WxkXlQFDAoRFk5SWtKZUMxREU/view?usp=sharing



 

Primer domingo de mayo: Ascensión al Tozal de Guara



TOZAL DE GUARA. circular desde Tejerías por Arnabón y pedrera. 6-05-2018


Las previsiones meteorológicas han ido cambiando a mejor a medida que nos acercabamos al domingo. Tendremos un día soleado y con buena temperatura para caminar, mínimas de 10° al comienzo y lluvias débiles a partir de las 15 h..
A las 7,55 h con unos minutos de retraso, partimos los 16, en 4 coches, hacia el paraje  de las  Tejerías, junto al embalse de Calcón.
Coches:
CRU🚙, Raúl, Tony y Antonio Salinas
NIKO🚙, Marcos, Pablo Oria y M. Dolores
DAVID, 🚙Antonio, Javier Pardo y Carlos Abadía. 
L. TORO, 🚙Angel, Ana Burgasé y J. Antonio. 
Cuando llegamos al parking, situado a 915 m altitud, solo hay una furgoneta aparcada, nosotros lo hacemos a su dcha e izda. A las 7,32h, como teníamos previsto, descendemos por el camino de las lañas que desciende hacia la presa y que enlaza esta zona con Santa Cilia. Nos desviamos a la izda en el cruce de caminos que nos señala a Nocito. Seguimos río arriba el Calcón hasta la convergencia de éste con una barranquera que casi  le supera en agua, afortunadamente no tenemos que cruzarlos  porque nos hubiésemos tenido que descalzar.

⇚En este punto, 8,05h.,giramos a la derecha por una senda sin señalizar, no muy bien marcada que nos eleva con verticalidad hasta la cresta sur del Pico Pondaliaga. A medida que vamos subiendo disfrutamos de las vistas de la presa y de la importante zona arbórea que lo rodea, en la que emerge a nuestra dcha los restos de la ermita de  Fabana. Las paradas para tomar aire son necesarias, lo que nos permite echar la vista atrás y disfrutar del cambiante paisaje que nos depara la mayor altura, el cambio de vertiente y la elevación del sol.  
Alcanzada la cresta sur, después de un par de minutos de detención, continuamos por la base  hacia la cima, pero esta vez con una pendiente mucho más suave y llevadera. Antes ya nos habíamos quitado una capa o dos de abrigo. A nuestra derecha queda el barranco de la Paúl de Aliaga, que un poco más adelante tendremos que superar.

9,00h., una vez alcanzados los llamados campos de Aliaga, zona de pastos, limpios de árboles, aliagas y erizones, se pierde todo tipo de traza que pudiese indicarnos el camino. Cru, en previsión, se ha bajado el track de la última subida  realizada por esta zona en el 2013.
Toca subir entre bojes y erizones hasta el pequeño collado debajo del Pico Pondaliaga (1271 m), descendemos por la otra vertiente para buscar la zona menos poblada de bojes y pinos y poder cruzar con mayor rapidez el barranco de la Paúl que nos deje en el comienzo de la ascensión del Arnabón.


Después de cruzar un mar de ramas que nos exige agachar el lomo en varias ocasiones encontramos un tramo limpio, seguramente realizado por cazadores, que lo seguimos unos metros hasta una raya de piedra, sin salida, que nos enrisca. Aprovechamos esta posición para observar unas  vistas diferentes del barranco del Abadejo por donde volveremos y retornamos nuestros pasos para seguir por la zona limpia que ahora sí, siguiéndola, nos lleva al comienzo del Arnabón. Superado el collado, inició del barranco, situado a 1240 m., son  300 los  metros que nos restan de ascensión hasta su cima. Son las 9,35 cuando en fila de a uno iniciamos la subida. Lo vamos haciendo en vertical, sin lazadas, poco a poco, cerca del cortado que unas formaciones de piedra caliza dejan a nuestra izda.. Si nos asomamos seguimos viendo, cada vez con más profundidad, el barranco del ⇚Abadejo. Ejercitamos la memoria recordando otros trazados de ascensiones anteriores y que atisbamos al otro lado.     



El grupo se estira, cada uno sube a su ritmo, atrás Javier Pardo, Carlos Abadía, Raúl, Ángel, su tío Luís y yo vamos más o menos juntos, el resto casi ya han coronado. 
Sin prisa, pero sin pausa, parándonos en algún instante a admirar el Tozal de Guara, en estos momentos en todo su esplendor, sin una nube que lo oculte, y a tirar de fotos, llegamos a la plana de la cima, repleto de erizones y piedras fosilizadas. Ángel se va entreteniendo cogiendo las que más le llaman la atención y de menor tamaño. 

Son las 10,15 h, hora de almorzar, todos nos lo hemos ganado, la sudada ha sido generosa, el almuerzo no lo va a ser menos. El sitio no puede ser mejor con las vistas de Guara. 
Casi media hora de descanso, saben a poco, pero son las 10,43h y queda mucho. Reanudamos la marcha caminando por la cima hacia el barranco Salado o Agujero de la Guara, dirigiéndonos después en descenso hacia el collado del Arnabón, lo hacemos cerca de la la cortada, bordeando una zona boscosa muy vestida  de pino bajo, bojes y aliagas para superarla con menos dificultad. 
Un  giro al sur-oeste en pequeño ascenso nos situará en una zona de piedra caliza, llamada de "las víboras", que volvemos a descender para encararnos ya definitivamente hacia el Tozal.   



Cruzamos el collado, dejando a nuestra dcha el barranco salado, y comenzamos una pequeña trepada que nos obliga a utilizar en algún momento la ayuda de las manos. 11,25 h. Una pequeña plana de hierba es la antesala para el comienzo de la verdadera subida de hoy. Estamos a 1550 m, a la par del Arnabón que ahora lo tenemos a nuestra espalda. Otra pequeña raya que superamos sin dificultad nos sitúa en el último llano antes de los fuertes desniveles que  no dejaremos ya hasta la cima de nuestro objetivo. 
Javier, más cansado que los demás, decide no continuar pese a nuestra insistencia. Cru le indica la forma de llegar a la pedrera superando el barranco que encontrará al bordear la ladera.   
El resto seguimos, ahora más que nunca cada uno a su ritmo, quedan muchos metros de desnivel y no hay más descansos que las paradas que cada uno necesite para recuperar. Enseguida se abren huecos. No es un problema, arriba se esperará y no tiene mayor dificultad que la excesiva dureza que todos vamos superando. 
Yo cierro el grupo, acompañando a Luís, Ángel, Salinas y vigilando desde la distancia la posición de Javier. Veo como por delante sigue progresando el resto. 

La boira hace acto de presencia a partir de los 1700m, se agradece, el sol que hemos tenido hasta ahora hubiese sido un hándicap para este último tramo. Aproximadamente faltando esta distancia Salinas tampoco puede seguir, no recupera bien, así que viendo lo que falta  creo no debo insistir, además egoístamente viene bien  porque su negativa a continuar sirve para que acompañe a Javier. Con un cruce de palabras a gritos con Javier, a quien no he perdido todavía de vista, le comunico la nueva situación y que espere en su posición el descenso de Salinas. Hasta que no nos reencontramos, no estaré cómodo , pero sinceramente estoy mucho más tranquilo. Acompañando en cola a Ángel y Luís no podía, creo, tomar otra determinación.   
Seguimos subiendo los tres con lentitud, pero vamos ganando metro a metro. Hace tiempo que le he cogido la mochila a Ángel para que suba sin peso, le ha aliviado bastante, por lo menos al principio. Luego volverá al "me canso", "falta mucho? ". Estoy convencido que subirá.
Hace tiempo que la niebla me impide ver a Javier y  Salinas. De hecho los pierdo  antes de que se encuentren. 
Últimos 100 m, ya vemos la cruz y psicológicamente nos ayuda para animar a Ángel haciendo menos duros esos metros. 

12,52h, los tres juntos llegamos al Tozal, felicitamos a Ángel por el éxito conseguido, prueba superada. Ha coronado su primera vez por el lugar más duro y de propina el Arnabón.
Nos abrigamos bien, todavía está la niebla y hace más que frío. Aún quedan restos de nieve en la cara norte. Saludo a mi amigo Fdo. Grasa que acompaña como monitor a las chicas de Peña Guara, hacemos las fotos de rigor, descorchamos la botella de cava en honor del novato, firma en el libro y vuelta.


Son las 13,10h, diez minutos más tardes comenzamos la barranquera, cada uno como puede, con más o menos soltura. Ana lo hace sujeta a mi brazo. Los culetazos se hacen inevitables. Ángel disfruta lo que ha sufrido subiendo, ya no se acuerda de la fatiga. En 10' estamos abajo, al comienzo del barranco. 
Nos esperan Javier y Salinas, nos cuentan las vicisitudes para poder llegar al punto de encuentro y el apoyo que se han dado, especialmente el conocimiento del Grausino del monte y su desenvolvimiento por el mismo ha sido importante para poder sortear la vegetación existente sin mayores problemas. Una gran alegría que lo hayan hecho sin percance alguno.

El descenso del barranco no ofrece ninguna dificultad, ya bastante conocido por todos. Seguimos descendiendo sin parar hasta el cruce con éste, junto al cauce del torrente, en la abundante surgencia que brota este año,  donde nos aprovisionamos de agua para comer unos metros más abajo en una zona despejada con hierba seca. Son las 14,30 h., una buena hora para estos menesteres. Mientras todos hacemos acopio de nuestras viandas caen unas gotas, no nos precipitamos, sabemos que no van a más. 

14,50 h., continuamos por el sendero de la "muarra", prácticamente sin parar salvo para volver a quitarnos las capas de ropa que nos hemos puesto comiendo, hasta el cruce de caminos con Tejería,  Collado de Petreñales y embalse de Calcón, justo al final de los huertos de Fabana y en el cruce de barrancos.   

15,45 h. En la ermita de Fabana paramos unos minutos para observar la bonita estampa que ofrece con sus abandonados manzanos en flor. A partir de aquí, ya sin paradas, hasta el parking de Tejerías por una recorrido más verde que nunca.
16,15 h. Fin de la jornada. Unas cervezas nos esperan en el maletero del coche. Bonito día de la madre celebrándolo junto  a la madre tierra, junto a la naturaleza.


Jornada de Raquetas: Candanchú - Somport

RAQUETAS. Candanchú y hayedo del Somport. 14.abril.2018 Organizados en tres coches salimos hacia Jaca por Ayerbe obligados por el cierre del Monrepós. Hemos cambiado los planes iniciales de dirigirnos a Formigal y realizar una circular desde Portalet. En Jaca, debido a que la circulación es fluida, decidimos subir a Candanchú. Paramos en Villanúa a tomar un café y aprovechamos la cercana existencia de la tienda de alquiler para coger las raquetas a los que nos faltan. Las mías las tengo en Sallent. Precio módico, 6 € y 9 € con palos (Deportes Azus). Dejamos coches en el parking de las pistas de sky, bastante concurrido por celebrarse pruebas para los socios del Club de Montaña Mayencos de Jaca. Después de ponernos las raquetas, con la consiguiente pérdida de tiempo de los novatos, comenzamos a pisar nieve. Saludamos antes a Tito, alcalde de Villanúa y socio de Mayencos, que está colaborando en el control de las distintas pruebas que celebran.



Cruzamos la pista de debutantes y nos dirigimos a las de ski de fondo y raquetas.
Todo para nosotros, espectacular la calidad y cantidad de nieve. Las nevadas de los últimos días y el estar las pistas cerradas han propiciado que estemos pisando una nieve virgen y abundante.
El excelente día, la cantidad de nieve y la ausencia de gente hace que estemos disfrutando como "niños" de la actividad, el pisarla, abriendo huella, es una satisfacción y realizar fotos del paisaje todavía lo es más.
Cualquier punto del recorrido te sugiere nuevas fotos, por cualquier costado, apuntes el objetivo donde lo hagas consigues bonitas e irrepetibles instantáneas.



Oímos y vemos pequeños aludes originados por la gran cantidad de nieve existente en las cimas, sin riesgo para nosotros. Se producen a uno y otro lado de  las laderas del Aspe principalmente, muy alejadas de nosotros. 
Hay que quitarse ropa, se suda, el calor se siente aumentando por los reflejos del sol en la nieve. La ausencia de nubes propician un día formidable.
A las 11,45 h los estómagos empiezan a quejarse, aprovechamos unas piedras que sobresalen de la nieve para utilizarlas como improvisado comedor. 
Después del fugaz refrigerio que nos ha llevado cerca de 30 minutos, seguimos la marcha descendiendo por un pequeño collado a buscar la pista del hayedo. 
A la entrada del pequeño bosque coincidimos con un grupo que nos piden les hagamos foto de grupo, recíprocamente les pedimos lo mismo. 



El caminar por el hayedo es relajante, uno detrás de otro, nunca mejor alineados raqueteando por la huella abierta. 
Aproximadamente en media hora de recorrido nos acercamos hasta el "grand Carrefour du mailh dets tours, rocher des oiseaux", el cartel indicativo allí presente nos indica que para realizar una circular que nos acerque a la entrada del hayedo hay que salvar una pequeña colina con unos 200 m. de ascenso hasta la "ciudad de las piedras", así que vista la hora que es, 13 h., decidimos volver por nuestros pasos. 
El recorrido parece distinto aún siendo el mismo, ahora  tenemos de frente Los Picos de Labata, Mallos de Huerto de Estanés, la Callaverisa, Las laderas de Cantal y de Estanés, la gave (barranco) de Aspe y por supuesto la mole del Aspe, todo cubierto de nieve, salpicado por pinos y rocas que aportan un toque de color al brillante y soleado manto blanco. 
El recorrido de vuelta nos ofrece un marco incomparable para realizar unas bonitas fotos individuales y de grupo. 



Al llegar al inicio del bosque de Sansanet volvemos  por distinto recorrido, esta vez siguiendo las marcas  del circuito de raquetas. Como vamos bien de tiempo decidimos subir al collado de Causiat (1634m), lo hacemos realizando lazadas para disminuir la verticalidad, es una gozada ir abriendo huella. Desde lo alto dominamos el "Bois de Sansanet" y gran parte del recorrido realizado por la zona de Candanchú. 
Nos deleitamos de nuevo con las vistas y descendemos con pesar a buscar de nuevo el circuito. 



Última foto original de grupo (cabezas), posan todos menos el retratista, y regreso al parking. 
Son las 15h. Tito, el alcalde, ha estado pendiente de nuestra regreso, nos espera a la llegada, muchas gracias desde estas líneas. Es un bonito gesto. 
Una vez cambiados, especialmente de calzado, nos dirigimos de nuevo a Villanúa a devolver las raquetas. 
En la terraza del mismo bar (La Estrella) que está mañana hemos tomado café, juntamos mesas, después de pedir permiso, y por las consumiciones, cervezas y café, sacamos nuestra comida. No hubiésemos encontrado mejor sitio. 
El regreso, con un poco más de circulación, se realiza por el mismo sitio sin problemas. 
Jornada perfecta, mucha nieve y sol, y buena compañía, como siempre. 

Las FOTOS de la jornada.


Dominguera - Dolmen de Belsué - Acantilados de Cienfuens y Cueva Ártica



DOMINGUERA - DOLMEN DE BELSUÉ - ACANTILADOS DE CIENFUENS Y CUEVA ÁRTICA. 15.4.2018

Desde Apies, punto de encuentro de la quedada para todos los interesados, partimos en fila  hacia el salto de Roldán  10 coches con 41 personas, mayores y niños. Desde aquí continuamos por la pista hasta una zona cómoda para poder aparcar justo debajo de los Piacutos.
Son un poco más de las 11h cuando comenzamos la marcha  hacia el dolmen de Belsué. Sin ningún problema  y con un  tiempo excelente llegamos a los pies del dolmen, son las 12.30. Desde aquí la senda pasa por el antiguo molino y las presas de Cienfuens y Belsué, en este punto comemos. El río baja desbocado, salvaje y con muchísima agua debido a las últimas lluvias. Después de comer toca realizar un pequeño esfuerzo para subir a ver la cueva de Ártica, donde entramos todos a la cámara principal. Tras la visita a la cueva ascendemos hasta el refugio de Belsué y por la pista de nuevo hasta el aparcamiento donde llegamos sobre las 18 h. Excelente jornada por un entorno cercano a Huesca que no muchos conocen, con un paisaje único y con los alicientes añadidos del dolmen y la cueva. Grupo con edades muy extremas, el mas pequeño de 5 años y el mayor jubilado como en otras ocasiones, pero todo el mundo realizó los 17 km. de recorrido sin problemas.

FOTOS de la JORNADA cortesía de Esteban Monge

Próxima excursión familiar: Dolmen y cuevas de Belsué




Este año 2018 y una vez concluida la Javierada, vamos a retomar el próximo domingo 15 de abril las domingueras organizadas por el club de montaña Javieres de Huesca, proponiendo visitar el Dolmen de Belsué y los acantilados de Cienfuens.

La dominguera tendrá características similares a las anteriores: excursión para poder realizar toda la familia, con tiempo para comer todos juntos, visitar las cuevas y presa de Belsué y pasar un buen día en la montaña.  Os animamos a venir con niños, hijos, nietos y/o sobrinos, los recorridos son siempre accesibles y por entornos cercanos.

En el supuesto de que saliera un día muy lluvioso y dado que se trata de rutas pensadas para realizar con niños, la marcha se aplazaría para otro fin de semana.

Nos encontraremos a las 10.30 en Apiés e iremos todos juntos en coche hasta el refugio de Belsué, donde aparcaremos. Desde aquí, comenzaremos la marcha hacia la cueva de la Artica, la presa de Belsué, los acantilados de Cienfiens, la cueva del Toro y el dolmen de Belsué.

Traer obligatoriamente linterna y ropa para mancharse un poco con barro. Como en anteriores ocasiones, comeremos en el monte y regresaremos sobre las 17.00 - 18.00 horas a Huesca.

Al igual que en anteriores domingueras, no es necesario realizar ninguna inscripción, basta con acudir al punto de encuentro.  No obstante, solo de cara a tener una previsión, sería interesante que nos hicierais llegar vuestra intención de acudir, pudiendo ser a través del correo electrónico javieresdehuesca@gmail.com o del teléfono de nuestro guía Javier Cruchaga o de Antonio Rico:



Los menores que estén interesados en acudir sin la presencia de sus padres será preciso traigan la  autorización familiar:

https://drive.google.com/file/d/0B9WxkXlQFDAoRFk5SWtKZUMxREU/view?usp=sharing